El Alpine A110-50 Concept es un pequeño deportivo capaz de evocar  sentimientos diversos , pero sobre todo hacer disfrutar y mucho a su conductor.

Apenas mide unos centímetros más que un Renault Megane y es extremadamente ultra-ligero, 880 kilogramos. Además, la distribución de pesos está cerca del equilibrio del 50/50, con un 47.8% en el eje frontal.

La jaula de seguridad original del Megane Trophy, que se conserva en este deportivo tan especial, tuvo que rebajarse para adaptarse al vano del motor y a la inferior altura de un prototipo que de momento no sabemos si nos dejará escuchar su eco en un modelo de producción. No faltan tampoco unas llantas de 21” que pese a montar neumáticos Michelin homologados para la calle han sido adosadas con tuerca central preparada para los sistemas de reposición rápida de ruedas empleados en la competición.

La aerodinámica del Alpine A110-50 Concept ha sido cuidada con esmero. Un splitter frontal y un difusor posterior aumentan el efecto suelo para mejorar el agarre, junto con un alerón posterior ajustable. El diseño de la carrocería pasó por complejos sistemas informáticos con tecnología empleada en la Fórmula 1.

La mecánica del Alpine A110-50,  corre a cargo de un bloque de 3.5 litros, 24 válvulas y 6 cilindros en V del grupo Renault-Nissan. Su potencia de 400 CV a 7.200 rpm se alcanza gracias a refuerzos en elementos móviles tales como pistones, bielas y cigüeñal, un cárter seco y un sistema de escape específico. Su par máximo es de 422 Nm a 6.200 rpm, todo él sobre el eje posterior.

Para la transmisión, dispone de una caja de cambio secuencial semi-automático de seis velocidades con un embrague de doble disco que puede accionarse manualmente mediante un tercer pedal (el del embrague de un cambio manual) o con una leva en el eje de la dirección.

Aun se desconoce si se producira alguna ediciòn limitada de este auto.

WhatCar?