A finales de la década de 1960 Ralph Upton, un agricultor del pequeño y pintoresco pueblo de  Slindon en el condado de West Sussex, Inglaterra, decidió colocar   su cosecha anual de calabazas y zapallos de una manera bastante singular, que  muy pronto atrajo a los visitantes.

Al pasar los años con  su hijo Robin decidieron llevar a cabo una  muestra  más grande y más compleja.

Este año el estante  principal tiene una longitud de 7 metros y un  ancho de casi 4 metros. Hay alrededor de 600 frutas que componen el collage principal, formado por alrededor de un centenar de variedades de calabazas y zapallos .

Kuriositas