Este barco de la clase Bottsand es una nave diseñada especialmente para realizar tareas de recuperación de petróleo y  está destinado al control  de la contaminación del agua marina.

El barco cuenta con un novedoso diseño de doble  casco el que le permite abrirse formando un arco de hasta  65 grados. Esto crea un área de más de 40 m² para recoger el agua de mar contaminada. El agua se bombea en el tanque del buque de 790 m³, donde se limpia y se separa el petroleo o los residuos contaminantes. Cada  hora  el barco puede limpiar hasta 140 m³ de superficie del océano contaminado con una mancha de petroleo de 2 mm.

Los dos barcos de esta clase (Bottsand y Eversand) entraron  en servicio en 1984 y 1987. 

Havariekommando.de