Aqui tenemos una casa de diseño  ideal para una familia pequeña. La idea detrás de este diseño es  dar cabida a la privacidad, mientras se vive cómodamente en el centro de  Tokio.

Las habitaciones que necesitan la máxima privacidad, como los dormitorios y cuarto de baño, se encuentran en el primer y segundo piso.

La sala de estar y cocina se encuentran en el tercer piso, con el área de estudio situado justo encima, en el desván. Estas habitaciones utilizan al máximo el potencial de la luz solar. El tercer piso tiene techos muy altos, que permite el paso de una gran cantidad de luz natural del sol por las ventanas en el lado sur de la estructura.

Como muestran las imágenes, el diseño de la barandilla en la cubierta, junto a las ventanas translúcidas, permite la máxima privacidad del resto del mundo. El marco de acero en bruto permite disponer de una gran  cantidad de espacio, mientras se mantiene el presupuesto reducido a un mínimo. 

Arquitectos: Keiji Ashizawa Design.

Arch Daily