Stefan Radev un diseñador industrial con sede en España, le  ha dado una transformación total a un Gulfstream G550 de U$ 60 millones la misma que ha  incluído la incorporación de un iPad que forma parte de los controles de la propia aeronave.

El diseño del avión es simple, elegante y ergonómico. También está lleno de detalles  hechos con madera de bambú. La luz natural  hace hincapié en el diseño interior espacioso con amplias ventanas de forma ovalada y con tonos neutros. Una serie de iPads y iPods también permiten controlar el clima y diversas funciones de entretenimiento para los pasajeros.

Outrageous Luxury