El flamante autobús que el mandatario Barack Obama estrenó para su gira por tres estados del medio oeste de Estados Unidos fue apodado por la prensa como el “Bus Force One”, en alusión al avión presidencial “Air Force One”.

Pintado de negro y con ventanas negrasdel máximo blindaje, este enorme vehículo  costó $1,1 millones de dólares, y cuenta como es de imaginar con un elevado  equipamiento tecnológico de seguridad y comunicaciones.

El vehículo pertenece al  Servicio Secreto, que históricamente  contrataba autobuses para las campañas electorales y los  adaptaba para que brinden la protección adecuada a los candidatos.

Sin embargo,  se consideró más conveniente encargar dos autobuses por $1,1 millones de dólares cada uno para tener una flota estable. Uno de los autobuses estará disponible para el candidato presidencial republicano durante la campaña electoral del próximo año.

Cryptome