Marcia Weber vive en un vagón de tren que fue construido en 1909. Compró el vagón  en la estación de Tunerville en Whippany, Nueva Jersey en 1975, luego de ver un  anuncio en el Wall Street Journal.

Durante años, el vagón  era simplemente una pequeña casa que utilizaba en sus  vacaciones. Sin embargo, después de  divorciarse y perder su empleo,  decidió trasladarse definitivamente.

El vagón se encuentra en una vía del tren de 30 metros, ubicada sobre un terreno de  cinco acres en el noreste de Pennsylvania. Sus 32  metros cuadrados le permiten incluir una serie de artefactos propios de toda vivienda, como  una lavadora / secadora, refrigerador, estufa, microondas y lavavajillas. El costo del  vagón fue de alrededor de U$ 6.000 (en 1976).

Marcia   se enorgullece de que casi todo en el interior se encuentra todavía en su original estado de 1909. Ella  hizo reemplazar el piso con un laminado. También va a sustituir el revestimiento en el exterior para darle un acabado similar a la madera original.

Tiny House Blog