Elegir un nombre para un superyate  que resulte es a la vez original y relevante puede ser una tarea muy difícil. La elección de un nombre rara vez ha sido más aplicable a la última joya de Mondomarine.

Construido integramente en acero, bajo un diseño   del  holandés Cor D. Rover, el Manifiq tiene una eslora de 40,5 metros y el  suntuoso interior ha sido inspirado por el auge del Art Deco.  Abundan los detalles y acabados en materiales tradicionales como exóticos,  brillantes maderas duras,  cuero y  mármol, junto con los materiales más modernos como  metal cromado  han sido elegantemente aplicados en este yate.

Dispone de 4 cabinas dobles, cada una de ellas con baño y una lujosa suite principal.

El Magnifiq es capaz de superar una velocidad de 19 nudos, y tiene una autonomía de 3.000 millas a una velocidad de crucero de 12 nudos. 

SuperYacht Times