A menudo considerado como el pináculo del lujo en el aire, el Boeing 314 Clipper era un  enorme avión de pasajeros que voló por todo el mundo durante la década de 1930 y principios de la década de 1940.

Originalmente construido en 1936, el B-314 podía llevar a 74 pasajeros y 10 tripulantes, aunque en los vuelos nocturnos acomodaba 40 pasajeros en 7 compartimentos de lujo para dormir. En el centro del avión se encontraba una sala con 14 asientos un  comedor y  baño privado.

El interior de la cabina de pasajeros estaba lleno de lujo para la época, y seguramente impresionaría aún  hoy en  día. 

Debido al gran tamaño de sus alas, los 4 motores  eran accesibles durante el vuelo a través de una puerta y pasarela.

AirShow Buzz