La compañía petrolera holandesa Shell tiene un proyecto para construir el que sería, por lejos, el barco más grande del mundo. Se trata del Prelude FLNG Project,  un barco gigante que extraerá  gas natural de las profundidades marinas. Se espera que extraiga el equivalente de 110.000 barriles de gas por día.

El barco tendrá  488 metros de largo, 74 metros de ancho y 250 metros de altura, desplazando 600.000 toneladas de agua. Según Shell, será capaz de resistir tifones de categoría 5 y será construido en un  astillero en Corea.

Por su impresionantes dimensiones, se trata casi de una isla flotante, que será instalada al noreste de Australia por 25 años mientras retira de allí el hidrocarburo. El barco enfriará el gas natural a -162ºC para reducir su volumen unas 600 veces, permitiendo enviarlo a diversos países a través de Asia.

La compañía espera comenzar la construcción en 2017 y se desconoce el monto que requerirá semejante construcción.

Shell