El preparador alemán Anderson Germany ha realizado esta sorprendente transformación de un Aston Martin DBS, convirtiéndose en un DBS Superior Black Edition.

El auto luce un color de carrocería negro mate y añadidos como los retrovisores de fibra de carbono, las lunas oscuras y los marcos de las ventanillas también en negro mate. Las llantas de 21 pulgadas, de color negro pero brillante, montan neumáticos de 255 mm de anchura en el eje delantero y 295 mm en el trasero.

En cuanto al motor V12, recibe una reprogramación electrónica y nuevos colectores de escape para aumentar su potencia de 517 CV a 565 CV. Además, el DBS Superior Black Edition tiene un peso menor  con respecto al modelo de serie.

La  tapicería se compone tanto de cuero como de alcántara y destaca por sus colores oscuros, aunque con costuras en contraste de color rojo en los asientos, el túnel central, la consola o las puertas. 

WorldCarFans