Es un proyecto único que ha costado  alrededor de 3 millones de dólares. Este  restaurante y al mismo tiempo  librería  fue inaugurado  en el 2006 y se encuentra en la ciudad de Brusela, la capital de Bélgica. Desde entonces ha tenido una  gran popularidad. Hay 9 salas  diferentes  y cada una de ellas tiene su propio diseño.  Las mesas pueden encontrarse en algunos lugares inesperados.

Los libros están en todas partes. Usted puede leer mientras espera  su pedido. Los propietarios temian que la gente ensuciara los libros, pero los visitantes han resultado  ser bastante cuidadosos y cortéses.

Wonder a Day