La fotografía puede ser una de las formas más creativas de autoexpresión y  arte. La fotografía nunca pasa de moda. El mundo que nos rodea está cambiando constantemente, y siempre hay nuevas oportunidades para tomar fotos en todas partes.

Realmente no hay límites para realizar una fotografía, en especial con todas las aplicaciones que están disponibles. Sin embargo, ¿qué pasa con la cámara? Para el fotógrafo Cary Norton, tomar fotografías creativas no era suficiente. Quería añadir un nuevo nivel de originalidad a su trabajo, y decidió hacerlo con la propia cámara. Norton creó una  cámara empleando para ello las piezas del Lego.

Compró un  lente en eBay por 40 dólares y trabajó en ella de vez en cuando durante dos años. Nombró a su creación Mark I, y ya tiene planes para construir una más grande, y mejor aún a la que llamará Mark II.

La fotografía en blanco y negro  la  tomó con su cámara de Lego.

Cary Norton