Dos años después de recibir el pedido de un catamarán  el astillero Sunreef  ha entregado el nuevo “Che”  a su propietario.

El  “Che” puede alojar cómodamente hasta 7 personas  además de una tripulación de 4 o 5 miembros. 

Debido a su diseño aerodinámico y no por ell menos elegante , el Che es un catamarán de alto rendimiento  capaz de alcanzar velocidades máximas de hasta 20 nudos, algo impresionante si consideramos que tiene 34 metros de eslora.

Se encuentra equipado con propulsores de proa y  sistemas de navegación de última generación.

Su interior es igual de impresionante como su diseño exterior, el salón del  Che combina un sofá para 8 personas y una gran mesa que se convierte en un  comedor confortable.  Ofrece una cocina espaciosa y equipada completamente con espacio de almacenamiento adicional. 

SuperYacht Times