El Aeropuerto  de Gisborne  es un aeropuerto regional en las afueras de Gisborne en la costa este de la Isla Norte de Nueva Zelanda. Gisborne  es posiblemente el único aeropuerto  del mundo que tiene una línea de tren (Palmerston North – Gisborne) que atravieza nada menos que la pista principal de aterrizaje.