Esta obra notable de arquitectura residencial verde es casi una escultura de la naturaleza, se trata de un diseño progresista que abre su propio camino en el campo de las afueras de París.

Maison L es el resultado del trabajo de Christian Pottgiesser. Su planta principal se encuentra en realidad  por debajo del nivel del suelo,  proporcionando un enfriamiento natural a través de un conjunto amplio y abierto de  habitaciones que están parcialmente iluminadas por ventanas y tragaluces  ubicados en la parte superior.

Cada una de las pequeñas  torres de tres pisos cuenta con un dormitorio privado, baño, y  una pequeña área adicional. 

The Coolist