Los dos primeros portahelicópteros Mistral, que vienen siendo construidos en astilleros franceses, engrosarán el arsenal de la Flota rusa del Pacífico.

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, junto con el ministro de Defensa, Anatoli Serdiukov, declaró que Rusia necesita desplegar su moderno armamento en las islas Kuriles para resguardar la seguridad en esa parte del territorio nacional.

El portahelicópteros Mistral desplaza 21.000 toneladas, tiene 200 metros de eslora y puede navegar a 18 nudos. En su cubierta caben seis helicópteros y cuatro lanchas de desembarco o dos aerodeslizadores. Su tripulación consta de 160 hombres. Además, el buque puede transportar hasta 450 efectivos. Se estima que el costo de cada uno de estos barcos supera los 600 millones de dolares.

Wikipedia  RIA Novosti