La noche del último domingo, un hombre que conducía este BMW M3  en  West Palm Becha, Florida, perdió el control  en una curva.  El coche  saltó de un lado hacia el otro  y chocó contra un árbol partiéndose por la mitad.  El resultado tuvo consecuencias mortales.

Jalopnik