En 1978, esta Motobecane  40T salió de la planta de producción en Francia, lista para llevar a su propietario por la ciudad a velocidades de hasta  50 Km/h.  Fue uno de los muchos modelos de ciclomotor que  producían a finales de los años 70 empresas europeas como Puch, Piaggio, Tomos y Sachs.

Como la mayoría de los ciclomotores de esa época, la Motobecane llevaba un motor relativamente básico de dos tiempos, un par de pedales y un marco simple.

Tres décadas después, Jarrett Petty de Austin, Texas, ha  convertido esta   Motobecane 40T que puede llevarlo a más de 90 Km/h. Además Petty  ha realizado una serie de cambios a la original, los que se ponen de manifiesto en su estructura totalmente nueva.

The Coolist