La fábrica de Fiat en Lingotto, Italia,  se completó en 1923.  A diferencia de cualquier otra fábrica de automóviles construída por entonces, la fábrica incluyó una línea de montaje en espiral y una pista de pruebas de hormigón  sobre la azotea.

La construcción de la fábrica comenzó cuando la Primera Guerra Mundial aun no habia concluido, en 1916. Fue la mayor fábrica de automóviles de Europa  y  la  segunda más grande del mundo. 

La pista contaba con 24 metros de ancho y 2,4 kilómetros de largo, asemejándose a un óvalo con curvas peraltadas y fue construida por el ingeniero Giaccomo Matte, deslumbrado por el poderío arquitectónico de las plantas norteamericanas de Ford y GM de la época. El objetivo era que Lingotto se transformara en la fábrica de coches más grande e imponente del mundo.

La producción de coches cesó en 1982, siendo transformado en un centro cultural. Todavía existe gran parte de lo que fuera la pista de pruebas, así como también la rampa interior por donde los nuevos modelos Fiat iban siendo armados.

Jalopnik