Luce como un brazalete, el “One Line Watch”  es una creación del diseñador alemán Sam. Se trata de un reloj analógico que sustituye a las manecillas convencionales con una sola línea que sirve para indicar tanto la hora y los minutos.

El extremo más grueso de la línea representa la hora mientras que el lado más delgado representa los minutos en el dial. Con una correa y la esfera acabada en un material translúcido, este  reloj concepto presenta un diseño suave y curvilíneo que brilla en la oscuridad permitiéndonos saber la hora de una manera simple pero a la vez  elegante. 

The Design Blog