Que la necesidad agudiza el ingenio es algo absolutamente cierto, y para ello tenemos este ejemplo. 

Brett Dye, el director de la escuela primaria de Parc Eglos en Helston, Cornwall  no contaba con los recuersos necesarios para construir una nueva aula así que decidió comprar un antiguo autobús de dos pisos de 1983,  por el que pagó  £ 3.500 y lo convirtió en una práctica aula escolar. Esta original aula recibe el nombre de “2 Kool 4 Skool”.

AutoMotto