Desde que el Mercedes-Benz CLS se lanzase al mercado en el 2004, muchas marcas han intentado repetir dicho éxito. Esta vez es el turno de Audi, que ha presentado su nuevo Audi A7 Sportback, en el Salón de París.

La elegancia y su porte son la carta de presentación de un vehículo que mide cerca de  5 metros de largo, más cercano a  un Audi A8 que al Audi A6.

El detalle más característico está en la parte trasera. El voladizo de que dispone el Audi A8 ha sido prácticamente eliminado para extender el techo y suavizar su caída. Ciertamente este diseño le confiere una estética muy personal, pero también facilita el empleo de un portón trasero que se convierte en el mejor aliado a la hora de cargar bultos voluminosos en el maletero.

El portón trasero, y como no podía ser de otra manera, cuenta con un dispositivo de accionamiento electrónico para abrir, cerrar y pausar su apertura (para evitar por ejemplo rozar con el techo de un garaje demasiado bajo). 

Otro detalle curioso es el del spoiler sobre la tapa del maletero que se despliega a partir de los 130 km/h para conseguir un mayor apoyo aerodinámico. 

Diariomotor