Si usted es un padre generoso y dispone de mucho dinero, posiblemente esta réplica exacta, hecha a escala, del legendario Mercedes 300 SL es el regalo ideal para su hijo.

Con un chasis y carrocería compuesto, la réplica puede ser conducida por cualquier niño de 6 años en adelante. Tiene dos asientos ajustables y se ofrece además una variada gama de opciones que incluyen motores eléctricos y a gasolina de 50cc a 110 cc, con este último esta réplica puede desarrollar una velocidad de hasta 70 Km/h.

También se puede optar por una transmisión automática o manual. Este pequeño coche es mucho más que una réplica, pues posee todas las características propias de un coche normal, como frenos de disco, un bastidor, piñón de dirección, arranque eléctrico, marcha atrás, luces y bocina.

En cuanto a los colores hay opción ilimitada tanto para exteriores e interiores y es posible solicitar el interior en cuero. Viene disponible con llaves de encendido, una cubierta para protegerlo cuando no este en uso y seis meses de garantía global.

Group Harrington