Este auto integra controles aéreos y convencionales propios de todo auto, tiene un marco robusto, y un sistema único de despliegue de ala, el Maverick I-TEC es el último coche volador.

En el modo de vuelo, el coche despliega un ala similar a las que son utilizadas por los parapentes, para levantar su carga, mientras que la hélice genera el empuje necesario. Véalo en acción en el siguiente video.

Toxel