Un taxi sin conductor de cuatro plazas fue presentado recientemente en el Museo de  Ciencia en Londres y estará en uso a partir del año que viene llevando pasajeros entre los estacionamientos vehiculares y la Terminal 5 del aeropuerto de Heathrow en Lóndres.

Se espera que este nuevo medio de transporte pueda transformar las ciudades en el siglo 21,  aliviando la congestión y reduciendo  las emisiones.

Los taxis en forma de burbuja son impulsados por baterías y los pasajeros seleccionan su destino en una pantalla táctil.  Pueden alcanzar velocidades de hasta 40km/h en una vía especialmente diseñada.

En Heathrow, 18 vehículos han sido adquiridos para el transporte de pasajeros en un recorrido  que tendrá entre tres y cuatro minutos de duración.  Se estima que cerca de 500.000 pasajeros utilicen este sistema cada año.

MailOnline