Tesla ha renovado su  Roadster, y sale a la venta bajo un nombre muy informático, Tesla Roadster 2.5. 

Los cambios son principalmente estéticos, aunque seguramente algunos de esos cambios también supongan una mejora de prestaciones, puesto que mejoran la aerodinámica en el caso del nuevo frontal y el nuevo diseño del difusor trasero. 

El nuevo frontal del Tesla Roadster 2.5 nos da  la sensación que mejora el conjunto, otorgándole una apariencia más deportiva  y lo aleja de la similitudes con los Lotus en los que se basa.

Los cambios en la trasera del Tesla Roadster 2.5 son prácticamente imperceptibles y  se localizan en el difusor. Su nuevo diseño beneficia su aerodinámica, para un mejor agarre en curvas del tren trasero. Las llantas, en gris o negro, completan las mejoras exteriores.

El interior también recibe nuevas mejoras. La principal es la insonorización mejorada del habitáculo. Al excluir el sonido de un motor térmico de la ecuación, los cambios se centran en eliminar en la mayor medida posible el ruido aerodinámico. 

En el apartado técnico, se añade como opción un navegador integrado con una pantalla de 7 pulgadas que incluye además una cámara de visión trasera. Por último, una nueva unidad de gestión de la potencia permite una conducción deportiva incluso en ambientes muy calurosos.

No anuncian fecha de comercialización ni tampoco precios del nuevo Tesla Roadster 2.5, pero como es habitual en la marca, ya se pueden hacer pedidos para este nuevo modelo. 

Tesla