tupolev-n-007-1

tupolev-n-007-2

tupolev-n-007-3

tupolev-n-007-4

tupolev-n-007-5

tupolev-n-007-6

tupolev-n-007-7

Si alguna vez ha pensado en desarrollar un vehículo que pueda desplazarse sobre  el hielo, nieve, lagos y pantanos con suma facilidad, debe tener en cuenta que los rusos ya lo hicieron en 1961.  Diseñado por Andrei Tupolev, uno de los fundadores y figuras clave de la aviación soviética, este vehículo de rescate  llamado Tupolev N 007 es nada menos que uno de los primeros prototipos.

Es bastante extraño y de apariencia poco convencional y fue el resultado de diversas investigaciones y proyectos secretos llevados a cabo en la Unión Soviética en la época de la  Guerra Fría, sin embargo  nunca fue  producido masivamente.

Era accionado por un motor Vedenyev M14P  de 9 cilindros capaz de desarrollar una potencia de 365HP. El vehículo está hecho de aleación de aluminio muy fuerte e incorpora un par de puertas de ala de gaviota y puede transportar una carga útil de 630 libras a una velocidad de más de 150 Km/a través de la tundra siberiana.

 AutoMotto