wind-powered-car-1

wind-powered-car-2

wind-powered-car-3

wind-powered-car-4

Creado por Rick Cavallaro y la San Jose State University (con el auspicio de Google) de Estados Unidos, este auto impulsado por energía eólica ha logrado desarrollar una velocidad máxima 2,86 veces superior al viento viajando en el mismo sentido de la corriente, algo que despierta gran curiosidad entre los teóricos de la aerodinámica.

Ha sido  construido principalmente con espuma e imita la aerodinámica de un auto de Fórmula 1 (excepto por la gran torre con una hélice que lleva en la parte posterior). La clave de cómo logra moverse más rápido que el viento está en su propulsor, dice Cavallaro.

Las ruedas mueven la hélice, que mueve al auto que mueve las ruedas, que mueven la hélice… “no es una máquina de movimiento perpetuo, pero es un círculo de retroalimentación que utiliza el viento como fuente energética”.

Wired