british-triplane-1

british-triplane-2

british-triplane-3

british-triplane-4

Un audaz intento para recrear un vuelo pionero realizado en la era eduardiana ha terminado en fracaso, debido a las normas de seguridad del  siglo 21.

Entusiastas de la aviación habían pasado los últimos cuatro años construyendo una réplica de un triplano británico, una máquina asombrosa.
Con la finalidad de cumplir las normas de seguridad, tuvieron que hacer su réplica más fuerte – y, por consiguiente, más pesada – que el original de 1909.

Como resultado, a pesar del tiempo casi perfecto y de haber logrado una velocidad de 32 Km/h en la pista, el triplano piloteado por Judy Leden no pudo despegar.

El triplano original fue construido hace más de 100 años por  Alliott Verdon-Roe y estaba hecho de madera, papel, algodón y ruedas de bicicleta. En julio de 1909  voló unos 30 metros a una altitud media de sólo 6 metros en Hackney Marsh, al este de Londres, estaba impulsado por un motor de nueve caballos de fuerza.

Esta réplica fue construida por el Museo de  la Ciencia e Industria de  Manchester y por un grupo de ingenieros aeronáuticos que trabajaba para Avro, la empresa fundada por el Sr. Verdon-Roe.
El equipo de Manchester utilizó un auténtico motor de 1912 JAP, comprado a un club de aficionados a las motocicletas de esa época.

En la siguiente imagen apreciamos al  Verdon-Roe, volando en 1909.

british-triplane-5 

MailOnline