rolls-royce-corniche-jules-1

rolls-royce-corniche-jules-2

rolls-royce-corniche-jules-3

rolls-royce-corniche-jules-4

rolls-royce-corniche-jules-5

rolls-royce-corniche-jules-6

En 1981, sólo 2 años después de realizarse la primera edición del Rally París-Dakar, se presentaba en esta famosa competencia un auténtico vehículo de lujo, debidamente modificado para soportar las condiciones extremas del desierto africano.

Se trataba nada menos que de un  Rolls-Royce Corniche Coupé, al que entre muchas modificaciones se le reemplazó su  motor V12 por un rudo y fiable 5.7 V8 de origen Chevrolet y 350 CV de potencia, asociado a una caja de cambios manual de cuatro velocidades de origen Toyota, que sustituía a la caja automática del coupé.

El tanque de combustible se amplió para llegar a tener una capacidad de 330 litros y se ubicaba tras los asientos delanteros.

La carrocería fue sustituida por paneles de fibra de vidrio y materiales compuestos, sólo el capó y puertas estaban terminados en aluminio. El peso final del coche era de sólo 1.400 kg, de los que sólo 80 correspondían a la carrocería. Se estima que en la fabricación del coche se emplearon unas 2.000 horas de trabajo.

Este auto sólo participó una vez en el París-Dakar y llegó a estar en la 13ª posición, pero una avería en la dirección causó su descalificación a pocas etapas del final. A pesar de ello el coche fue reparado y llegó a la meta, sólo 40 de los 170 vehículos que empezaron el rally lo finalizaron.

Actualmente  se ha puesto en venta– con sólo 15.000 km – por nada menos que 200,000 euros.

Klassiekerrally.nl