bugatti-antiguo-1

bugatti-antiguo-2

El excéntrico Dr. Harold Carr ha sorprendido no solo a sus sobrinos y sobrinas sino al mundo entero al dejar como herencia, dentro del garaje de su casa nada menos que un  Bugatti Tipo 57S Atalante producido en 1937 y uno de sólo 17 jamás construídos, aunque el auto está totalmente cubierto de polvo el estado de conservación es sorprendente.

El Dr. Carr, compró el coche en 1955 por £ 895.  Sólo recorrió 26,284 millas.

La casa de subastas Bonhams pondrá la venta este auto con una reserva de £ 3 millones, pero los conocedores manifiestan quye podría obtenerse el doble de ese precio, lo que en dólares equivale  a unos Doce Millones.

Los sobrinos del Dr. Carr, herederos legales del mismo, al no tener hijos ni haberse casado nunca, manifestaron que conocían de los autos antiguos del tío, pero desde luego jamás imaginaron que tenía una auténtica joya.

El Dr. Carr, un ex-cirujano de Gosforth, Newcastle,  murió recientemente a los 89 años, además de este extraordinario Bugatti también dejó un Aston Martin y un Jaguar E-Type.

En la siguiente imagen observamos un auto similar ya restaurado.

1938-bugatti-type-57sc-atalante-coupe

The Sun