CitizenM es un hotel de módulos prefabricados que ha sido construído en las inmediaciones del aeropuerto Schiphol, Amsterdam. Fué diseñado por la empresa Holandesa Concrete.

Cada una de las 230 habitaciones fue construida en la fábrica y luego se apilaron como contenedores de transporte para formar el hotel.

El concepto del hotel es bastante sencillo, pretende desterrar costos ocultos e innecesarios a fin de proporcionar a los clientes un espacio atractivo con precios razonables. Las 230 habitaciones tienen un área de 14 m².

CitizenM quiere ampliar el concepto mediante la construcción de más de 20 hoteles en los próximos años, todos con el mismo concepto y todos ellos fabricados de la misma manera. El segundo hotel se construirá en Amsterdam y el tercero en Glasgow.

Dezeen