El 29 de octubre, el Tesla que vemos en las imágenes era conducido a 160 Km/h cuando el conductor, un director de ventas de Tesla, al tratar de tomar un giro demasiado rápido se salió de la carretera, que estaba cubierta de lluvia y bajo una densa neblina. El accidente tuvo lugar al sur de Francia.

El accidente fue bastante serio, pero afortunadamente, tanto el conductor, quien sufrió una fractura de mano y algunas contusiones menores, como el pasajero sobrevivieron.

Este es el tercer accidente que sufre un Tesla en pruebas de carretera. Hasta el momento, el Tesla ha demostrado ser un vehículo bastante seguro, pues ninguno de los 3 accidentes ha ocasionado lesiones graves a los conductores y pasajeros.

Wrecked Exotics