Aunque aún no se conoce cual será el precio de venta, se estima que el mismo rondará los 150.000 euros (alrededor de U$ 202,000), Ferrari pretende con este nuevo modelo llegar a un rango de conductores mucho más amplio que el resto de modelos de la gama.

El puesto de conducción es cómodo y equilibrado: es deportivo, pero subirse a él no es más difícil que hacerlo a un sedan convencional. Ferrari quiere llegar a aquellos que lo ven como una marca demasiado deportiva y apostar también por el lujo.

En el exterior, su diseño es simplemente impecable. Líneas curvas perfectamente combinadas y armoniosas, que evocan de alguna manera al famoso Ferrrai 612.

Tiene un motor V8 4.3 de 460 cv que lo llevan de 0 a 100 km/h en menos de cuatro segundos.

Por último, un simple vistazo nos permite confirmar que se trata de un 2+2, preparado para llevar a dos niños pequeños, pues el espacio para las piernas es muy reducido.