Clingstone, es como se llama esta insólita mansión de nada menos 103 años de antiguedad. Está ubicada en Narragansett Bay, Rhode Island y ha sobrevivido todo este tiempo gracias a la dedicación y al cuidado extremo que ha recibido por parte de sus propietarios.

Henry Wood, de 79 años de edad, arquitecto de Boston, es el actual propietario, el compró la casa en 1961 por U$ 3600. y permaneció desocupada durante dos décadas.

La casa tiene un total de 23 habitaciones distribuidas en tres pisos y cuenta además con una gran sala central rodeada de ventanas.

El costo total de la construcción, que se completó en 1905, fue de U$ 36,982.

Yatzer