Audiovox ha presentado el nuevo DPF710K, un equipo que puede pegarse en su refrigeradora, y que ofrece una pantalla de 7 pulgadas, un tablero para escribir y borrar, reloj digital, y un LED indicador de mensajes. Cuenta con memoria flash de 256 Mb.

Tiene por objeto simplificar su vida familiar, proporcionando una base para dejar fotos y mensajes, de modo tal que todos en la familia están al tanto de las actividades u obligaciones de los demás. Se vende por U$ 150, aunque se espera que una versión con video pueda adquirirse a fines de año a un precio de U$ 199.99.

Engadget