Este moderno yate SeaRay de 48 pies de eslora, encayó en Harbour Islands, Bahamas. El propietario se comunicó de inmediato con la empresa de seguro a fin de coordinar las inmediatas acciones para el rescate de la embarcación, el mismo que daba la impresión sería relativamente sencillo.

Sin embargo, al llegar los expertos, se percataron que el daño sufrido en el casco de la nave era bastante más grave de lo que parecí­a, asi que la empresa de seguros declaró el siniestro como pérdida total y se procedió a la destrucción y posterior remoción de escombros del yate, los mismos que terminaron vendiéndose como chatarra.

http://uniquedaily.com