GRID Architecture es la responsable de esta singular casa llamada Amalia House (el nombre fue elegido por los propietarios como homenaje a la abuela de la familia), que está ubicada en un centro vacacional de Austria. Ha sido erigida sobre un terreno de 480 metros cuadrados y tiene un área construída de sólo 68.12 metros cuadrados, ello no obstante, cuenta con todas las comodidades que se esperan en una casa convencional.

La construcción ha sido realizada en madera y tiene además una cubierta de césped artificial, para no desentonar con el gran campo que la rodea.

http://www.archdaily.com