Hace algun tiempo nos referimos a este nuevo auto que fuera presentado como auto concepto en el Salon del Automovil de Ginebra, esta vez vemos lo que será la versión definitiva del KTM X-Bow. Se trata de un auto deportivo ultraligero de sólo 3,73 metros de longitud, desarrollado fundamentalmente para competencias pero perfectamente apto como para usarlo en la ciudad.

Cuenta con un motor turbo Audi de 2 litros que desarrolla 240 caballos de fuerza, para un auto cuyo peso total es de solo 790 Kilos. Por ello, las prestaciones son especialmente brillantes en el ámbito de la aceleración, consiguiendo pasar de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos. La velocidad punta está limitada a 220 km/h .

Algo que llama mucho la atención es su espectacular diseño futurista, que en esta primera edición especial de 100 unidades mezcla unos paneles pintados en el color naranja característico de la marca con la carrocería de fibra de carbono al aire (sin pintar).

En el interior no hay ni una concesión al comfort. En pro de la deportividad, y para reducir su peso, se prescinde de la radio y del sistema de aire acondicionado – siendo un coche sin techo ni parabrisas no parece tampoco muy necesario.

Con un precio de alrededor de 55.000 euros, es una opción de primer orden para aquellos que busquen el máximo rendimiento.