Este gigantesco yate acaba de terminarse. Llamado Al Mirqab, tiene una eslora de 133 metros, es decir 436 pies, lo que lo convierte en el quinto yate más grande del mundo.

Diseñado por Tim Heywood, el interior ha sido realizado por Andrew Winch, el yate se encuentra navegando por el mediterráneo, donde será usado por su afortunado propietario, Hamad bin Chalifa Al Thani, el Emir de Qatar. Se estima que este yate debe haber costado alrededor de 200 millones de dólares.