A menos que Michael Jackson puede pagar la millonaria suma de dinero que ordenó un juzgado de los Estados Unidos, por las acusaciones de abuso sexual, la próxima semana sería rematada su famosa propiedad conocida como “Neverland”.

El artista aquirió en 1987 los 2800 acres ubicados en Santa Barbara, California, por cerca de 18 millones de dólares.

El mantenimiento anual de la propiedad requería de casi 3.5 millones de dólares y durante su apogeo contaba con 54 empleados a tiempo completo, los que se encargaban del cuidado y mantenimiento. Hoy, la gran mayoría se ha ido y solo quedan 6 personas al cuidado de “Neverland”. Jackson dejó la propiedad en julio del 2005 y desde entonces radica en Bahrain.

Hoy en día la propiedad luce abandonada, los numerosos animales que tenia, entre ellos, elefantes, jirafas, leones y monos han sido trasladados a otros zoológicos.

http://www.dailymail.co.uk