Messerschmitt_262-0

Messerschmitt_262-1

Messerschmitt_262-2

Messerschmitt_262-3

Messerschmitt_262-4

Messerschmitt_262-5

El Messerschmitt Me 262, fue el primer avión de ataque y caza-interceptor a reacción. Fue producido en Alemania, en serie, durante la Segunda Guerra Mundial, y se presentó en combate a partir de julio de 1944. Podía lograr una velocidad máxima de 870 km/h y tenía una autonomía de vuelko de 1,050 Kilómetros.

Se estima que de los 1443 construídos, solamente unos 300 entraron en combate y derribaron cerca de 352 aviones aliados, con una pérdida de alrededor de 100 reactores. Aunque no tuvo un impacto profundo en el desarrollo del conflicto, en el papel de caza era bastante más rápido que el famoso interceptor P-51 Mustang y en las misiones se destacó por su eficacia, demostrando ser un arma soberbia durante las últimas etapas de la Segunda Guerra Mundial. Su diseño y tecnología influenciaría posteriormente el desarrollo de los aviones a reacción en el ámbito militar y civil en tiempo de posguerra.